Qué hacer si se rompe un tubo o bombilla fluorescente

bombilla tubo fluorescente roto

Una de las principales diferencias entre la tecnología LED y las lámparas fluorescentes son los materiales con los que están fabricados. Mientras que los LED son materiales reciclables, los fluorescentes contienen una pequeña cantidad de mercurio, de manera que si se rompiese el tubo, podría resultar peligroso.

Cambiar de tubos fluorescentes a tubos LED es el paso lógico, pero si en el cambio rompieses accidentalmente un tubo fluorescente, o le has dado un golpe a una bombilla fluorescente, habría que tomar una serie de medidas de precaución.

Pasos preventivos ante la rotura de un tubo fluorescente

Lo primero es lo primero, no hay que entrar en pánico. Aunque el mercurio no es algo con lo que estar jugando, la cantidad dentro de una bombilla o tubo fluorescente es bajo. Aún así, para estar seguro, querrás asegurarte de limpiar correctamente.

Tras la rotura de un tubo fluorescente podemos encontrarnos dos casos: que el tubo estuviera previamente frío o caliente (encendido):

  • Si se rompe un fluorescente frío, el mercurio podría salir en forma de pequeñas gotas junto con el resto de trozos del tubo.
  • Si está caliente, el vapor de mercurio metálico se extenderá por el aire de la habitación.

En ambos casos recuerda que antes de limpiar debes alejar de la zona tanto a personas como animales.

Qué hacer en caso de romper un tubo fluorescente frío

  1. Quitar con mucho cuidado los trozos más grandes de vidrio e introducirlos en un bote de cristal o en una bolsa de plástico hermética.
  2. Con la ayuda de cinta adhesiva, recoge los trozos pequeños de vidrio y el polvo restantes.
  3. Pasa con cuidado sobre la zona servilletas de papel ligeramente humedecidas. Mételas también en el bote o en la bolsa de plástico.
  4. Etiqueta el bote o la bolsa con un texto del tipo “Puede contener mercurio de tubos fluorescentes”, y llévalo al centro de recogida y de tratamiento de residuos más cercano.

Recomendaciones en caso de rotura de una bombilla caliente

  1. Cierra las puertas de la habitación donde se ha roto el fluorescente.
  2. Abre la ventana para airear la estancia y déjala ventilar durante unos 20 o 30 minutos.
  3. Si fuese el caso, apaga la calefacción o el aire acondicionado.
  4. Una vez pasado el tiempo, repite los pasos como si se tratase un tubo fluorescente frío.

Aprende a cambiar tubos fluorescentes por tubos LED paso a paso

62 Total vistas 1 Hoy

Deja un comentario