¿Qué elementos componen una farola LED?

farolas led

Cuando hablamos de alumbrado público es posible que recordemos las antiguas lámparas de vapor de sodio. Se trataba de una solución con poca eficiencia luminosa y que poco a poco está cayendo en desuso en favor de la tecnología LED. Las farolas LED son el reemplazo perfecto de ese tipo de farolas obsoletas. ¿Por qué? Pues porque la tecnología LED dura más tiempo, haciendo que su mantenimiento sea más barato, y su eficiencia es mejor ya que consigue los mismos lúmenes con menos vatios.

Pero ya sabemos de todos los beneficios de la tecnología LED en el alumbrado público. Con el fin de conocer mejor las nuevas tecnologías utilizadas en servicios públicos, en este post vamos a introducir algunos conceptos clave de las farolas LED como sus partes y componentes.

¿Qué es una farola LED?

Si nos vamos a la norma UNE-EN 60588-1 (en el que se recoge los requisitos generales y particulares de las luminarias), una luminaria de alumbrado público se define como el «aparato de alumbrado que reparte, filtra o transforma la luz emitida por una o varias lámparas y que comprende todos los dispositivos necesarios para el soporte, la fijación y la protección de lámparas, (excluyendo las propias lámparas) y, en caso necesario, los circuitos auxiliares en combinación con los medios de conexión con la red de alimentación».

En este sentido, la palabra ‘farola’ se utiliza de forma cotidiana para definir una luminaria de alumbrado público. Cuando hablamos de farola LED, estamos diciendo que dentro de la luminaria se utiliza una lámpara LED para crear el flujo luminoso.

Qué partes componen una luminaria alumbrado público

Las principales partes de una luminaria de alumbrado público son:

  • Carcasa o armadura: es el elemento en el que se integran los demás componentes de la luminaria. Suele estar fabricada con materiales resistentes como el acero o aluminio.
  • Equipo eléctrico: que está formado por el portalámparas y los elementos de arranque y funcionamiento de la lámpara.
  • Reflectores: para evitar los deslumbramientos, se utilizan estas pantallas o superficies que reflejan el flujo de la lámpara en la dirección deseada.
  • Difusor: como su propio nombre indica, se trata de una carcasa para cerrar la lámpara LED haciendo que se difunda el haz de luz y evitar así deslumbramientos.
  • Filtro: esta parte está unida al difusor, de manera que disminuye la distorsión visual producida por las radiaciones ultravioleta e infrarroja y la polarización de la luz.
  • Luminaria: se trata de la bombilla de la farola. Las más obsoletas son luminarias HID (del inglés, alta intensidad de descarga) y las actuales son las luminarias LED para alumbrado público, con mejores resultados en eficiencia y ahorro energético.

152 Total vistas 3 Hoy

Deja un comentario