¡La vuelta al cole! Iluminación en zona de estudios

¡Septiembre ya está aquí y con él la vuelta al cole

Aprende a iluminar la zona de estudio para que tu hijo tenga la mejor iluminación posible

Libros, cuadernos, agendas, mochilas… muchas son las cosas que hay que comprar y preparar para afrontar el nuevo curso escolar, pero ¿Qué hay de la zona de estudio donde tu hijo pasará horas haciendo sus tareas diarias en casa? ¿Estas seguro de que tiene la iluminación correcta?

Consejos sobre Iluminación   

¿Cómo se debe iluminar la zona de lectura y estudio?

Son numerosos los estudios que han demostrado que una iluminación incorrecta puede provocar bajo rendimiento, falta de concentración, fatiga visual y desánimo en tus hijos.

La iluminación en las zonas de estudio es un aspecto muy importante que influye directamente en el rendimiento académico del estudiante. Con una iluminación adecuada, tus hijos podrán sacar el máximo partido a sus capacidades intelectuales y además se sentirán cómodos y con la mente activa al desempeñar las tareas escolares.

niño con vista cansada
Una zona de estudio mal iluminada, hará que tus hijos tengan que forzar su vista, causando una fatiga general.

A continuación, te proponemos una serie de pautas para conseguir una iluminación perfecta en el lugar de estudio.

Aprovecha la luz natural

Intenta aprovechar al máximo la luz natural. Si te es posible, coloca el escritorio cerca de una ventana de manera que la luz solar inunde la habitación. La vista de tus hijos lo agradecerá y también tu economía, ya que durante el día podrás prescindir de la luz eléctrica ahorrando en la factura de luz.


¿Sabías que la temperatura de la luz influye en el grado de concentración? Así lo demuestran diferentes estudios, según los cuales las luces frías proporcionan un buen rendimiento para las tareas mentales. Las luces frías, aquellas que oscilan entre los 5000K y los 6400K, hacen que las personas estén más alerta y concentrados.


El índice de rendimiento cromático o índice de reproducción cromática nos indica la capacidad que tiene una fuente lumínica para reproducir los colores fielmente en comparación con una fuente de luz natural.Este influye también en la capacidad de concentración y en la duración del tiempo de estudio. Si la luz no deja percibir los verdaderos colores del libro se produce una pérdida de concentración y se reduce el tiempo de estudio.


Iluminación General

A la hora de realizar tareas que impliquen concentrarnos lo ideal es tener varios focos de luz, combinando puntos de luz focales y genereales. Un punto de luz general, como una lámpara de techo, evitará el contraste de luz entre zona oscuara e iluminada, proporcionando niveles de iluminación homogéneos y confortables.


Iluminación focalizada

A partir de septiembre, los días ya van acortando y a medida que se acerca el invierno disponemos de menos horas de luz natural, por lo que será necesario una luz directa adicional para iluminar el lugar de estudio.

Para lograrlo, optaremos por un flexo de estudio. ¿Cómo colocarlo? La forma adecuada es colocarlo orientado hacia el espacio de trabajo; en el lado izquierdo, si el niño es diestro o bien en el lado derecho, si el niño es zurdo. ¿Por qué colocarlo de esta forma? La respuesta es muy sencilla, de esta manera evitaremos que se creen sombras sobre los materiales de trabajo favoreciendo una visión limpia en toda la zona.

Es muy importante que el haz de luz del flexo no entre en contacto con los ojos directamente, siempre debe estar fuera del alcance visual para no causar deslumbramientos.

¿Cómo elegir el flexo adecuado?

En cuanto a las características técnicas del flexo no se recomienda que la lámpara de estudio utilizada proporcione menos de 350 lúmenes, ya que de esta forma estaríamos forzando la vista causando fatiga visual, bajo rendimiento y agotamiento. Los lúmenes recomendados para tener una iluminación óptima son 500Lm.

lumen

¿Qué color de luz es el más apropiado? ¿Es bueno estudiar con luz amarilla?

Sobre la temperatura de color, siempre seleccionaremos blanco natural o blanco frío (4000K – 6000K). Este tipo de luz no causará cansancio y es la más adecuada para que tus hijos se mantengan activos mentalmente y puedan rendir al máximo en sus estudios. La luz cálida (3000K) no es una elección acertada, este tono de luz se utiliza para crear ambientes más relajados y no es favorable utilizarlo para estudiar o hacer deberes.

En Compratuled disponemos de una amplia selección de flexos de estudio donde poder elegir flexos de diversos tipos, colores, formas y características diferentes.


Flexo LED de estudio 5W
Flexo LED de estudio 5W
19,24€
Flexo estudio led recargable 4W
Flexo estudio LED recargable 4WS
26,45 €
Flexo estudio led recargable 4W
Flexo estudio led recargable 4W Negro
26,45 €
Flexo estudio led recargable 7W
Flexo estudio LED recargable 7W
35,95 €



Encuentra regletas, cargadores y enchufes para que la vuelta al cole no te pille desprevenido

 

2245 Total vistas 1 Hoy

2 comentarios

  1. Adrys dice: Responder

    Muchas gracias por el atículo, lo tendre en cuenta.

    1. Pocos serán siempre los esfuerzos que destinemos al bienestar de nuestros hijos. Gracias a ti por el interés, ya sabes dónde encontrarnos!

Deja un comentario