4 consejos imprescindibles para iluminar tu zona de estudio

Llega un momento en la infancia de todos cuando nos damos cuenta de que leer con poca luz está dañando nuestros ojos. Tener la iluminación adecuada para leer y estudiar puede disminuir los efectos de cansancio ocular y los dolores de cabeza. Desde Compratuled queremos echarte una mano con algunas ideas y consejos para iluminar tu zona de estudio.

1. Hazte con una lámpara de mesa o un flexo

Para la iluminación de tareas como el propio estudio, necesitarás lámparas de mesa o flexos LED. Al tratarse de soluciones portátiles y ajustables, se pueden mover tanto a diferentes posiciones como ángulos para iluminar un área particular de tu escritorio.

flexo iluminar escritorio

De esta manera, iluminas directamente tu espacio de trabajo sin iluminar toda la habitación. Si ya tienes elegida tu lámpara o flexo, te invitamos a leer este artículo sobre qué tipo de bombilla elegir para estudiar. Si no es así, te enseñamos a elegir el mejor flexo para ti.

   

2. Coloca alguna lámpara de pared en espacios reducidos

Si sueles leer libros o revistas en tu zona de estudio, las lámparas de superficie o los apliques de pared son una gran opción para ti, especialmente si tienes una habitación pequeña que no te deja espacio para un escritorio.

Este tipo de iluminación se puede instalar en la cabecera de una cama o en la pared al lado de un sillón y cuentan con la ventaja de ser ajustables para dirigir la luz en la dirección de tu lectura.

3. Experimenta con diferentes brillos o temperaturas de color

Ya hemos visto que no hay nada como la luz natural para el estudiar, pero es posible que en tu caso prefieras una luz más cálida y relajante para sacar tu lado más creativo (o porque estudias de noche y no quieres alterar tu sueño con luz fría).

Experimenta con diferentes niveles de brillo y temperaturas de color hasta que encuentres la iluminación que funcione mejor contigo. Y no, no tienes que comprar un millón de bombillas LED para averiguar cual es mejor: solo tienes que hacerte con una bombilla LED regulable y jugar con el interruptor.

4. Evita la iluminación fluorescente

Todos estaremos de acuerdo con que los tubos fluorescentes ayudaban más a perder la concentración en clase que a mantener un ambiente de estudio. Además, este tipo de iluminación tiene un parpadeo que puede causar cansancio con al utilizarse de forma prolongada. Evíta la iluminación fluorescente en la medida de lo posible.

132 Total vistas 4 Hoy

Deja un comentario